Más que un récord, un sueño que tardó poco menos de 23 años

Texto: Ana Luisa D’Orazio (@analuisa0830)

Penso merideño de nacimiento, soñador empedernido, y piloto de parapente. Desde sus inicios su meta era alcanzar sobrevolar aquella cordillera Andina que el tanto apreciaba. Poco menos de 23 años bastaron para cumplir este sueño y junto a el romper un récord de volar a 5.143 metros sobre el nivel del mar.

El clima en Sierra Nevada es complicado. Presenta abundante nubosidad y vientos fuertes que hacen imposible el acercamiento a los picos El León, el Toro, el Espejo y el más imponente pico Bolívar.

En el año 2014 Penso logró volar cerca del pico Bolívar, sin embargo, solo alcanzó 4.600 msnm pues el viento era demasiado fuerte y se hacía peligroso para acercarse más, faltando solo 400 mts para la cima.

El clima está cambiando, y naturalmente Venezuela está siendo afectada, es por esto que Raúl consiguió un día sin nubes, buena térmica y con vientos meteos provenientes del este.

Planificando una vez más su vuelo soñado, despegó de su lugar habitual en lomas de Los Ángeles, a las 11:40 de la mañana. Luego de enfrentarse con distintos inconvenientes y trabajando la térmica, alcanzó los 3.000 mts de altura, sobrevolando el parque Mucuy.

Aunque el frío jugaba en contra, Raúl continuó con su meta, encontrando la térmica que lo ayudaría a subir hasta la altura de páramo, una vez allí ya solo me faltaban 2.000 mts de ascenso.

Siguió subiendo fijo por la cara Este del pico Bolívar, en eso apreció que el viento cambio de dirección, tornando a la famosa cara Norte del Bolívar. Justo en ese instante, observó una de las escenas más felices de su viaje, encontrarse con escaladores que hacían cumbre que estaban tan asombrados como el de este logro.

Un momento después, a las 12:46 del mediodía, llegó a su meta: hacer cumbre en el pico Bolívar, marcando en el GPS 5.143 mts sobre el nivel del mar.

Sobrevolando lo que por 23 años había soñado, era indescriptible -dice Penso-. Continúo acercándose hasta pico Espejo, observó a los turistas, luego alcanzó hasta el pico Humboldt, cumpliendo su meta, su sueño y un récord mundial.

Con el pecho frío de la emoción, temiendo a desmayarse, dio vuelta y regresó al valle Mérida. Se convirtió el primer venezolano en recorrer esta majestuosa montaña.

Con 44 años este merideño, Raúl Penso, logró conseguir su sueño de sobre volar la cordillera Andina a una altura de 5.143 mts sobre el nivel del mar, con una velocidad máxima de 107 km/h y un tiempo estimado de una hora con 59 minutos y 45 segundos. ¡Que nunca paren los retos, que nos hacen soñar y nos invitan a volar!

es_ESEspañol
en_USEnglish es_ESEspañol