16228904_250358345407698_4597018881205207040_n

“Desertar no es una opción cuando tienes como lema la lucha y la constancia”, Nicolás Cardona.

Por Willians Pérez

¿Cuántas veces hemos escuchado la pregunta: los héroes nacen o se hacen?  Una buena pregunta para tratar de explicar la cantidad de héroes anónimos que tiene Venezuela, que la representan en cada uno de sus puntos cardinales y en cada elemento que conforman a este hermoso país: agua, aire, tierra y fuego; además de uno muy especial como el alma, que se muestra a flor de piel cuando amamos lo que hacemos.

Oriundo de Barquisimeto, Estado Lara,  “El Guaro” Nicolás Cardona es un héroe, ya no tan anónimo, que entrega su alma cada vez que  nos representa en una competencia. Desde los cuatro años de edad ha trabajado arduamente en el motocross, subiendo peldaño a peldaño para llegar al lugar de excelencia en donde está ahora.

En una amena conversación realizada por WhatsApp, por encontrarnos en distintos países, Nicolás cuenta que desde muy pequeño ha sentido pasión por las motos. El apoyo de su familia fue de gran importancia para mantenerse y perseverar en tan arduo camino que había decidido tomar y así poder avanzar poco a poco en lo que él llama “su gran pasión” por el motocross.

16585458_840016469469674_2574465176031985664_nNicolás recuerda con mucho cariño y agradece todas las veces que su papá y su tío lo llevaron a practicar motocross a los terrenos en un pueblo de Barquisimeto. Desde pequeño, al salir de la escuela lo primero que hacía era dejar sus cosas en casa y pedir que lo llevaran a montar motos. Pasaba horas practicando, preparándose para las grandes oportunidades que le llegarían más adelante. En aquel entonces, cuenta Nicolás, su primera máquina fue una Yamaha PeeWee de 50cc, moto que lo ayudó a tan corta edad a labrar su primer escalón y convertirse en el fundador de la categoría juvenil del motocross en Venezuela.

Sus vacaciones fueron distintas a la de muchos otros niños; mientras que la mayoría de sus compañeros iban a las playas y parques, él prefería estar en las pistas con su mejor compañera, la moto.
Juntos trabajaban tan duramente que se convertían en uno solo, complementándose y aprendiendo así que la mente y el corazón deben estar unidos para llevar a cabo grandes hazañas, para no ser solamente el mejor del mundo, sino el mejor para el mundo.

El tricolor en sus manos

En cada respuesta que me brinda Nicolás, se puede sentir la pasión de un venezolano que quiere dejar el nombre de su país en alto. Y es que para él, representar a Venezuela es una gran responsabilidad que hincha su pecho de orgullo cada vez que puede hacerlo.  Levantar el tricolor nacional en el punto de partida y de llegada en cualquiera de las competencias en las que participa es la experiencia más gratificante de su vida, en donde “se unen orgullo y satisfacción; y afloran aquellas lágrimas que te recuerdan lo bien que lo has hecho”.

cardona_EDO95412

Enduro y Dakar: dos metas cumplidas

Desde sus inicios en los terrenos de Barquisimeto, Nicolás Cardona ha usado la constancia como canal para poder conseguir sus metas. Sus primeros pasos los comenzó en la modalidad Enduro, en el año 2002. Sin tener grandes referencias, se adentró en esta aventura gracias a unos amigos que lo motivaron a participar. Poco tiempo después, el talento venezolano se hizo notar y los logros en esta primera etapa tampoco se hicieron esperar, pues se convirtió en el venezolano con más competencias de Enduro ganadas, haciéndose acreedor de ocho medallas de plata, una de oro y una de bronce y llegando a puestos tan altos como campeón latinoamericano de Enduro en 2002 y 2009 y campeón nacional.

Los rallies, como el Dakar, representaban su gran sueño, y para ello en el año 2011 decidió tomar el volante de su moto y navegar una nueva ruta que le proporcionaría grandes satisfacciones. Las oportunidades no tardaron en llegar y desde el 2012 hasta ahora ha participado en cuatro rallies Dakar, posicionándose entre los 20 mejor del mundo y siendo campeón en distintas categorías.

En el Dakar más extremo16583396_1091418480980082_7888784814470332416_n

Nicolás define cada episodio vivido en la competencia mundial más importante como un aprendizaje de vida, siendo el único venezolano que nos ha representado en las inclementes condiciones climáticas de Paraguay, Bolivia y Argentina. Y una vez más este héroe venezolano nos representó en el Dakar 2017, calificado como el rally más extremo.

A pesar de tener que soportar pocas horas de sueño, grandes cambios climáticos, temperaturas desde los 10° hasta los 50 grados, dormir en el suelo, y luego montar la moto por casi 18 horas, la persistencia de Nicolás Cardona seguía firme, y solo pensaba en poder alzar su bandera al arribar a la meta.

 

 

Así describe su paso por el Dakar 2017:

“Fueron las condiciones más extremas; ha sido la edición más difícil que he enfrentado. Encaramos etapas muy largas. Al arrancar en Paraguay, el calor era muy fuerte; la sensación térmica en el cuerpo era de 67 grados centígrados.  Luego en Bolivia nos cayó nieve.  El granizo que caía te hacía a llorar. En Bolivia empezó la lluvia y después la neblina que no permitía ver nada; eso nos pasó en las dunas.  En realidad ha sido el Dakar más completo en los que he participado. Al regresar a Argentina, nos desviaron por la Ruta 40, a más de 4500 metros de altura. Tuvimos que manejar de noche. Fue una verdadera locura; en mi vida había estado 18 horas montado en una moto. Fue una experiencia ruda que jamás había tenido.”

16228876_1437586899881587_6781345291246239744_nAún no tengo respuesta para la pregunta sobre si los héroes nacen o se hacen, pero claramente podemos inferir que los héroes se hacen, poniendo en
práctica valores de vida, tales como los que ha practicado Nicolás, quien comenta que la constancia, disciplina y dedicación han sido los valores claves durante todo su desarrollo profesional, y cree que es importante la experiencia de la práctica por encima de la improvisación.