resiet@adrianamonroys / www.yogacenterplus.com.ve

 Es bien sabido que el yoga es una disciplina de origen oriental basada en la unión del cuerpo y la mente, a través del poder consciente de la respiración. Pero, ¿cómo los atletas y deportistas pueden beneficiarse de esta disciplina? Pues, ¡de infinitas maneras!  Sigue leyendo y descubrirás cómo la práctica del yoga logrará que disfrutes y mejores -aun más-  tu desempeño en el deporte extremo de riesgo controlado, que tanto te apasiona.

El yoga es considerado la primera disciplina de origen oriental más practicada en Occidente; inclusive, más que las artes marciales. Su práctica regular trae beneficios tanto al cuerpo como a la mente, unificándolos, lo cual redunda en el re-establecimiento de la salud, tanto física como mental, vital para enfrentar nuestras demandas diarias de estrés y fatiga excesiva.

El yoga físico es una disciplina integral que, sin duda, beneficiará a cualquier deportista o atleta -principiante o de alto rendimiento-, ya que logra trabajar su cuerpo como un todo.

Con el yoga, puede irse desde la moderación progresiva del cuerpo -mejorando su flexibilidad, fuerza y alineación y aumentando el poder sinérgico, motor y estabilizador de los grupos musculares más importantes y “vulnerables”- hasta  enseñarlo a mejorar su capacidad respiratoria y manejar el estrés, propio de las competencias o entrenamientos.

Las clases grupales en un centro de yoga reconocido son ideales para que te inicies en la práctica. Es ideal que tomes clases personalizadas o especializadas (yoga-sports), donde el instructor te guiará en una serie de ãsanas (posturas), que aliviarán la tensión en las partes del cuerpo que más se sobrecarguen, de acuerdo al deporte que practiques.

Las ãsanas deben ir desde series de movimientos, que  propicien la elongación/descompresión del eje vertebral, hasta aquellas que mejoren la circulación y eviten los calambres.

A propósito de esto, es importante que cada día conozcamos mejor nuestro cuerpo y nos reconciliemos con él, pues esa adrenalina que se genera en la práctica de nuestro deporte favorito, en ocasiones no nos deja ver claro. Al contrario, lejos de beneficiar nuestro cuerpo, podemos terminar lastimándolo  inconscientemente.

Anatomía del yoga

A continuación, te presentamos un mini curso de “Anatomía del Yoga”, para que saques mucho más provecho de las clases y prácticas que realices:

Un músculo que no es flexible, no es realmente fuerte y siempre estará propenso a lesionarse o rasgarse. Como deportista o atleta de alto rendimiento de cualquier modalidad, la flexibilidad es clave para mejorar el desempeño y evitar lesiones. Un músculo que puede alcanzar su máximo de elongación y volver a su estado normal, sin ninguna alteración, es sinónimo de un cuerpo funcional, controlado y eficiente.

Existe un proverbio yogui, que dice: “benditos aquellos que son flexibles, pues jamás serán despojados de su forma”.

Aquí, la importante definición de lo que es un cuerpo realmente “en forma”, a través de cinco principios:

√ Bajo porcentaje de grasa corporal.

√ Resistencia cardiorrespiratoria.

√ Fuerza.

√ Flexibilidad.

√ Equilibrio.

Los dos últimos se consideran los más difíciles de conquistar y sus deficiencias son la causa de muchas lesiones. El yoga logra mejorar notablemente tanto la flexibilidad como el equilibrio. Este último es vital para la práctica de deportes extremos, en especial los acuáticos -debido a la inestabilidad del elemento-: surf, bodyboard,  hidrospeedflysurfrafting,  esquí  acuático, barranquismo, piragüismo, etc.

Hoy en día, se viene practicando una nueva modalidad de yoga, conocida como Paddle Yoga, un ejercicio muy completo y muy divertido. El Paddle Yoga es, además, una forma increíble para estirarse, relajarse y meditar sobre unas tablas flotantes, especiales para realizar yoga en el agua. ¡Anímate a practicarlo!

En una clase de yoga, el incremento de la estabilidad, del balance y del equilibrio se conquista al aprender a activar unos “sellos” o “cierres” energéticos, conocidos como bandhas. Las bandhas no solo propician la activación de los grupos musculares de estabilización en la base de la columna o en el piso pélvico, sino que también incrementan la “propiocepción” (capacidad de mover con eficiencia nuestro cuerpo en el espacio).

Con la “propiocepción” se logra desarrollar más la “atención consciente” y el “aislamiento sensorial”, que están directamente asociados al equilibrio. Por otro lado, esa “fuerza/flexibilidad”, que es la condición que deberían tener todos nuestros músculos y articulaciones, a fin de evitar lesiones, también se desarrolla con la práctica regular del yoga.

Debido a que muchos de los practicantes de los mencionados deportes extremos se ven sometidos a rigurosos períodos de entrenamiento para competir, la posibilidad de lesionarse o crear ciertas disfunciones corporales es bastante alta.

Allí surge, como una herramienta muy terapéutica, la práctica del yoga con elementos yoga-plus, que incorpora a la clase el uso de pelotas suizas, fit balls, rodillos o columpios. Este modo de yoga permite al atleta experimentar, entre otras sensaciones, efectos como la “inversión en suspensión”, de una manera más segura y, como dijimos, altamente terapéutica.

Directo a las emociones

Pero, ¿qué hay con la mente y las emociones de los deportistas? Pues, el yoga no solo satisface al cuerpo físico. De acuerdo a algunos estudios, se ha demostrado que atletas entrenados exhaustivamente y “diseñados para ganar” pierden las competencias, debido a la incapacidad de manejar su estrés y ansiedad.

 

 

 

A este respecto, el yoga propone la respiración consciente, que es considerada la piedra angular en esta disciplina. Es el vínculo entre el cuerpo y la mente, los cuales buscamos unificar.

Solemos usar solo una pequeña parte de nuestra capacidad respiratoria y al restringirla podemos generar hábitos muy dañinos de respiración, del tipo a-rítmica o entre-cortada. La práctica regular de yoga ayudará a aumentar la capacidad respiratoria a escala abdominal, diafragmática y clavicular. Así se experimenta, desde la primera clase, una renovación y recuperación muy significativas, tanto en el cuerpo como en la mente.

Desde la visión del yoga, la emoción (del inglés e-motion) es solo eso: energía en movimiento. A través de la “respiración consciente”, el deportista podrá controlar mejor dichas emociones negativas y sus diferentes manifestaciones: miedo, dolor, rabia, ansiedad, estrés, pánico, etc. (comúnmente experimentadas en  carreras, competencias y entrenamientos), que no solo afectan al atleta, sino a todos los que se relacionan en el proceso (familiares, amigos, entrenadores, compañeros).

Yoga en alto rango

Hoy en día, más y más deportistas incluyen el yoga en sus rutinas de ejercicio.  Famosos atletas, como Eddie George, Michael Jordan, Kareem Abdul-Jabbar, John McEnroe, Mark Ochilupo, entre otros, no solo adoptaron la práctica del yoga en sus entrenamientos, sino que lo aprehendieron como estilo de vida.

El surf, particularmente, se complementa espléndidamente con el yoga. Quizás por ello, buena parte de los surfistas experimentan en su práctica sensaciones que van más allá de una actividad puramente física (estados de liberación, que se pueden elevar a las alturas de la espiritualidad y que guardan peculiar similitud con el yoga).

Para muchos practicantes, yoga y surf son auténticas filosofías de vida. Tal es el caso de Stephan Bodian, surfista retirado y ahora reconocido como un verdadero guía y maestro espiritual y autor de libros como “Budismo For Dummies” y “Voces Sanadoras”. Otro deportista ejemplo de ello es Mark Ochilupo, quien gracias al yoga y a la comida vegetariana reapareció en el circuito profesional del surf, luego de superar una crisis a causa del sobrepeso y las drogas.

Ochilupo declaró en una ocasión a un periodista: “Ahora, entrar al tubo de la ola es, para mí, ver de cerca el rostro de Dios”.

No esperes más… ¡Te invito a dejar que el yoga te conquiste y te haga mejor deportista, mejor atleta, mejor persona y  mejor en cualquier cosa que hagas en tu vida!

Namasté…

Escucha a Adriana Monroy por Zona Radical (La Mega), en YogaNews, todos los sábados a las 7 am. También puedes seguirla en Facebook: Adriana Monroy y YogaCenterPlus.